Vaso corto de vino, generalmente tinto y peleón, que es muy popular en las rondas de poteo en Bilbao.

Hasta hace unos pocos años, los txikitos se tomaban en un vaso muy peculiar, con un culo muy gordo que hace que pese más de medio kilo, pero que ayuda por una parte a que a los txikiteros no les tiemble el pulso, y a que quepa no mucha cantidad de vino, con lo que el txikitero llega a casa "contento, pero no borracho".

Ej.: "Ponme dos txikitos para mi amigo y para mi"


SUGIERE ESTA PÁGINA A UN AMIGO... a través de este formulario


ESTE DICCIONARIO ES INTERACTIVO...

Fans del diccionario de Bilbao en Facebook